martes, 23 de octubre de 2012

Es el que mejor se ha adaptado en la vida de cautiverio.
Es un animal fuerte, ágil, dotado de gran inteligencia. Ellos conquistan las simpatías de los espectadores con sus fantásticas  piruetas y su carácter simpático y juguetón.
Tienen una forma de nadar característica, saltando y hundiéndose rítmicamente en el agua; esto se debe a que por ser mamífero, necesita subir a la superficie para respirar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada